Vida de Hokusai

Hokusai, autor de La gran ola de Kanagawa, nació en Edo, hoy Tokio, en 1760. Era hijo de un fabricante de espejos para la nobleza.

El nombre original Hokusai era Tokitaro. Como todo artista japonés de la época, cambiaba frecuentemente de apelativo. Hokusai reunió por lo menos treinta nombres.

En la adolescencia, su padre lo envió como aprendiz a una librería, lugar favorito del ocio burgués, y después a un taller de grabado, donde aprendió el estilo ukiyo-e, predominante en aquella época. Su primer nombre artístico fue Sunshó.

Comenzó a retratar a los cortesanos y actores kabuki del momento, mudándose luego al paisaje natural y al retrato de personajes de los distintos sectores sociales. Cultivó el género del manga, bosquejo caricaturesco, nombre que después se ha utilizado para designar al cómic japonés.

Ya en su madurez, el artista puso su propia escuela, y adoptó su nombre más célebre: Katsushika Hokusai. Katsushika, como el barrio donde nació, y Hokusai, que significa “estudio al norte”.

Una popular historia nos cuenta que nuestro artista compitió contra otro pintor más tradicional, en un certamen en la corte de un shogun. La obra de Hokusai consistió en una curva azul surcando el lienzo y persiguiendo a un pollo, cuyas huellas estaban mojadas de tinta roja. El artista describió la pintura al shogun como un paisaje del Río Tatsuta, con hojas de maple rojo flotando en el agua. Hokusai venció así la competencia.

En su autobiografía, el autor de La gran ola de Kanagawa escribió:

“A los seis años tenía una inclinación por copiar las formas de las cosas, y cerca de los cincuenta, era publicado frecuentemente; pero no fue hasta los setenta que dibujé algo que valiera la pena. A los setenta y tres, pude capturar el crecimiento de plantas y animales; la estructura de pájaros, animales, insectos y peces. Cuando llegue a los ochenta, espero haber ya hecho progreso, a lo noventa conocer ya el principio subyacente de las cosas, a los cien alcanzar el estado divino de mi arte. A los ciento diez, cada punto y cada pincelada tendrán vida propia.”

El pintor murió poco antes de cumplir los 90 años. El significado de su último nombre era El Viejo Loco por el Arte.

Este texto apareció en la serie radiofónica “Bastidor Acústico”, producida por Diego Ibáñez para Radio UNAM.

Puedes escuchar el audio de las cápsulas sobre “La gran ola de Kanagawa” a través de http://www.radiounam.unam.mx


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vida de Hokusai

  1. RB dijo:

    Cuando sea grande quiero ser como este señor y reunir más de treinta nombres.

  2. CL dijo:

    Me encanto este texto sobre Hokusai que es una gran influencia para mi, muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s